La Guardia Civil, en el Consulado Honorario de Guinea en Madrid
La Guardia Civil, en el Consulado Honorario de Guinea en Madrid

El Juzgado de Instrucción nº35 de Madrid ha sobreseído y dejado sin efecto todas las actuaciones realizadas desde la Comandancia de la Guardia Civil de Guadalajara, cuyos efectivos protagonizaron un aparatoso operativo, bautizado como “Operación Aldo” que ha terminado en nada, todo ello a partir de una denuncia del hasta ahora Embajador de este país, que además nunca ha sido ratificada.

La magistrada Maria Sagrario Herrero Enguita ha dictado auto de sobreseimiento libre de las diligencias previas en las que se acusaba al Cónsul Honorario de Guinea-Bissau, Aldo Dario Herchhoren, del delito de “usurpación de funciones”, al considerar que se trata de hechos ya juzgados y por los que Herchhoren fue absuelto en el año 2014, con todos los pronuciamientos favorables.

En aquella ocasión, fue determinante el hecho de que el informe pericial realizado por la Brigada de Policía Científica estableció que la documentación diplomática del Cónsul era auténtica, y donde los testimonios aportados por el denunciante terminaron por confirmar la veracidad de los documentos y alegatos realizados por el diplomático.

Pocos meses después, el todavía Embajador de Guinea Bissau en España, Paulo da Silva, interpuso una denuncia contra Herchhoren en la Comandancia de la Guardia Civil de Guadalajara por “usurpación de funciones” y aportaba una supuesta carta de “destitución”, firmada por él mismo y sin acuse de recibo, a los efectos de acreditar la acusación. Esto implicó que el embajador guineano involucrara a la Guardia Civil en un asunto interno de otro país, ejecutando una orden de entrada y registro en la sede consular. Los efectivos irrumpieron también en el despacho de dos abogados, sin que existiera tampoco autorización alguna ni presencia del Decano del Colegio de Abogados de Madrid, preceptiva en estos casos.

Paulo da Silva fue designado como Embajador por el gobierno interino de Manuel Serifo Nhamadjo, surgido tras el golpe de Estado contra Carlos Gomes Junior, vencedor de las elecciones. Tras el fin del mandato provisional de Nhamadjo y con el nuevo Ejecutivo ya constituido, se esperan cambios en las delegaciones diplomáticas, entre ellas la que dirige Da Silva.

En cualquier caso no ha existido notificación alguna del gobierno de Bissau, única autoridad que reviste tal facultad según la Convención de Viena sobre relaciones consulares, que establezca el cese de la representación honoraria otorgada en favor de Dario Herchhoren por la entonces Ministra de Asuntos Exteriores, Maria da Conceição Nobre Cabral.

El Cónsul de Guinea-Bissau en Madrid, sobreseído de la “Operación Aldo”
Etiquetado en: