A los medios de comunicación:

En el día de hoy, 17 de junio de 2015, se ha reproducido en varios medios de comunicación españoles la noticia de que la Guardia Civil de Guadalajara ha detenido a un “falso cónsul” de la República de Guinea Bissau, añadiendo la coletilla de que “estafaba a compatriotas”.
Es importante que los medios de comunicación, antes de publicar una noticia, corroboren la veracidad de las mismas. En el caso actual, se han difundido datos realmente erróneos y además infundados, que hacen a los mismos titulares de la responsabilidad a la que hubiera lugar. Queremos advertir los siguientes elementos:
  1. El Sr. Aldo Darío Herchhoren, de nacionalidad española, es Cónsul Honorario de la República de Guinea-Bissau, por disposición del fallecido presidente Joao Bernardo Vieira, desde el año 2008. La designación honoraria de un cónsul es una facultad que tiene cualquier gobierno para dotar de un cargo de representatividad “ad honorem” a aquellas personas que tienen una actividad de colaboración o cercanía con el país que designa al cargo. Por ejemplo,España tiene cargos similares en otros países, bajo la misma fórmula.
  2. En fecha 15 de junio de 2015, agentes de la Guardia Civil ejecutaron una orden de entrada y registro de esta sede consular, ubicada en Madrid (y no en el domicilio del Cónsul, como erróneamente se señala en la prensa), realizada a partir de una denuncia del actual Embajador de Guinea-Bissau, el cual afirma que el Sr. Herchhoren no es Cónsul, y que no lo conoce de nada. En dicho registro, los agentes se llevaron documentación personal de ciudadanos de Guinea-Bissau, membretes y el pasaporte diplomático el Sr. Herchhoren. Esto incluyó la detención por unas horas del Sr. Herchhoren, hasta que el juez de Guadalajara se declaró incompetente y ordenó su inmediata puesta en libertad.
  3. Hay que recordar que, por una denuncia anterior, el Juzgado de lo Penal 17 de Madrid, absolvió en julio de 2014 al Sr. Herchhoren por estos hechos (Sentencia confirmada por la Audiencia Provincial de Madrid), y ordenó devolverle la documentación que le fue decomisada en su momento. Inclusive, el Cuerpo Nacional de Policía, y según obra en el mismo expediente, realizó un peritaje del documento diplomático del Sr. Herchhoren, corroborando su autenticidad. Es por tanto un hecho ya juzgado.
  4. La nota de prensa, cuyos datos han sido filtrados por la Comandancia de la Guardia Civil de Guadalajara, atribuye al Sr. Herchhoren “estafar a compatriotas”, sin que exista ninguna denuncia de por medio e incluso a sabiendas que las autoridades españolas han solicitado su intermediación en casos de ciudadanos de Guinea Bissau, habitualmente por temas de extranjería. En algunos casos ha sido la propia Guardia Civil quien ha solicitado su asistencia. De igual manera, dependencias del Ministerio de Asuntos Exteriores han hecho lo propio por trámites relacionados y recepciones.
  5. El Sr. Embajador Paulo da Silva, formula denuncia afirmando que “no conoce” al Sr. Herchhoren. En cambio, esta delegación consular ha puesto a disposición del Juzgado interviniente las comunicaciones entre el Sr. Da Silva y el Sr. Herchhoren. La torpeza del Sr. Da Silva es de tal magnitud, que estas comunicaciones se han dado tanto por correo electrónico como por teléfono, desde 2012 en adelante, y solicitará a la compañía telefónica administradora de los teléfonos del Sr. Herchhoren que ofrezcan un detalle de las llamadas entre el personal de la Embajada y esta delegación consular. Además, numerosas personas que se han acercado a estas oficinas han concluído su trámite consular ante el Embajador, remitidas desde aquí.
  6. Hay que apuntar que esta denuncia, a la que se ha hecho parte a las autoridades españolas, viene al calor de que el Sr. Paulo da Silva fue designado como Embajador por el gobierno interino de Manuel Serifo Nhamadjo, quien ha sido signado en el informe que la DEA de EEUU ha presentado a su Departamento de Justicia, como colaborador del narcotráfico. Por esta razón, se corrieron varios rumores de cambios en la delegación diplomática española entre otras, y esta insólita denuncia solo se puede atribuir a una desesperada acción por reforzarse en el cargo.
Por estos motivos, rogamos a los medios de comunicación que publicaron esta información, que retiren la misma hasta tener datos más consolidados del hecho que pretenden informar, u otorguen al menos y de manera subsidiaria, el derecho a réplica de los afectados.
Quedamos a su disposición para cualquier aclaración.
Atentamente,
Área de Prensa – Consulado de la República de Guinea-Bissau
Madrid, a 17 de junio de 2015
Ante las notas aparecidas sobre un “falso cónsul” de Guinea-Bissau
Etiquetado en: